comenta

miércoles, 8 de febrero de 2012

"Nosilatiaj. La Belleza", indigenismo argentino con "mensaje" para la Berlinale más juvenil


La tercera propuesta argentina este año en el Festival Internacional de Cine de Berlín (junto a "Salsipuedes", de Mariano Luque, y "Escuela Normal", de Celina Murga, ambas en el Forum) está ubicada en el apartado Generación, de cine infantil y juvenil, donde opta al Oso de Cristal. Se trata de la opera prima de Daniela Seggiaro, "Nosilatiaj. La Belleza", un film con mensaje ecologista en el que participó la comunidad indígena Wichí del Chaco, en Salta.
Escrita y dirigida por Seggiaro, la película cuenta la historia de Yolanda, una joven de origen wichí que trabaja como criada de una familia criolla y relata, en su lengua natal (el wichí lhämtes), cómo sufre el injusto corte de su cabellera, que representa su don personal y constituye la base de su belleza, lo cual pone en crisis su relación con el mundo y su futuro.
"Está basada -según dijo Seggiaro a Telam- en una historia real que me pareció muy simbólica de muchas cuestiones que suceden a nivel intercultural. Ese es su punto central, ya que está relacionada con una situación muy actual: los sufrimientos de las comunidades indígenas y su relación con la sociedad criolla".
"La cabellera -larga, negra y sedosa- de la protagonista -añadía la directora- es el don que le da su abuela al nacer. Y el corte de su pelo produce una crisis que le hace decidir a qué mundo quiere pertenecer, el mundo blanco y criollo o el mundo wichí. Me propuse transmitir el valor de la incorporación de la lengua wichí, el pensar del monte y la naturaleza como la verdadera belleza que tenemos, la importancia de la cultura propia y el hecho de encontrarse como persona dentro de ella. Ese es el punto fundamental y lo que me permitió hallar gente de las comunidades que aportara su visión del mundo para la película".
Con Ximena Banús, Camila Romagnolo y Víctor Hugo Carrizo en los principales roles, "Nosilatiaj. La Belleza" parte de un hecho real "pero está convertida en una ficción. Me la contó mi madre, una antropóloga que trabaja con las comunidades wichís desde hace muchos años. Con ella empezamos a pensar en el proyecto hace tiempo y estoy contenta porque lo estrenaré en Berlín".
Para Seggiaro, la reivindicación de la realidad indígena y su herencia cultural va aparejada a la ecologista: "La idea de belleza que ofrece la película tiene que ver con la idea de la belleza natural, con el hecho de respetar el monte chaqueño, lo que fue el Gran Chaco, que fue devastado y está siendo talado actualmente. Es como un gran llamado de atención frente al desastre ecológico. Algunas comunidades wichís están sufriendo porque lo que está sucediendo es que sigue avanzando el frente sojero en esa zona y eso genera mucho desmonte. Ellos tiene fundamentalmente el reclamo de sus tierras, sus territorios son cada vez más chicos y deben pelear por eso y por la conservación de su cultura y su lengua".

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails