comenta

martes, 22 de mayo de 2012

Sony lanzará en EEUU la elogiada cinta chilena "No", de Pablo Larraín

Considerada ya la película más elogiada por la crítica en la Quincena de los Realizadores de Cannes 2012, "No", coproducción chileno-estadounidense-mexicana dirigida por Pablo Larraín, ya está rentabilizando las opiniones positivas de la audiencia con ventas internacionales. Este martes se ha conocido que Sony Pictures Classics asumirá su distribución en Estados Unidos. Se trata de una historia real, relacionada con el publicista (el mexicano Gael García Bernal) que asumió la campaña contraria a la continuidad en el poder del dictador Augusto Pinochet en 1988.

Junto al "charolastra", que está en Cannes defendiendo la cinta, actúan Alfredo Castro, Antonia Zegers, Marcial Tagle, Néstor Cantillana, Jaime Vadell y Pascal Montero. Estamos ante la cuarta realización de Larraín, quien antes hizo otras tres cintas de amplia difusión en festivales, "Post Mortem", "Tony Manero" y "Fuga", y se basa en un guión escrito por el prolífico Pedro Peirano inspirado por un aún inédito libro de Antonio Skármeta.

En la nota en la que anuncia la compra, Sony Pictures Classics afirma que "No" es "un drama magistralmente comprometido y energético sobre la política y el poder, un tónico para el cerebro, pero también un entretenimiento de primera categoría. "No" convierte a Pablo Larraín en uno de los más destacados realizadores internacionales y Gael Garcia Bernal lleva a cabo su mejor interpretación".

Al presentar el film el pasado fin de semana en Cannes, el astro mexicano había dicho que "La historia en sí misma es muy interesante. Todo el trabajo, el reto que la historia de alguna manera promete es estupenda para actuar y jugar, pasárselo bien haciendo algo serio".

En el film de Larraín, Gael es René Saavedra, el joven creativo publicitario encargado por la oposición democrática de diseñar su campaña en favor del "No" en el plebiscito que el dictador Pinochet se vio obligado a convocar por presión estadounidense e internacional, con el objetivo -en su caso- de perpetuarse en el poder.

"Me di cuenta del profundo dolor que causó la dictadura en Chile y que todavía acarrea", comentaba García Bernal sobre el rodaje, en el que tras declamar en el pasado en inglés y en español con acento argentino o español, ahora debió hablar en "chileno". "El gran reto es que el personaje tenga vida. Los detalles importan más bien poco. La extranjería fue beneficiosa", añadía.

Esta misma mañana, desde Cannes, Gael enviaba por twitter a sus fans la crítica de Indiewire a su película, en la que se elogia profusamente al film y a su elenco.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails