comenta

viernes, 5 de agosto de 2011

Nace Festival Internacional de Cine Documental latinoamericano

Con el objetivo de potenciar y difundir el género documental, nace el I Festival de Cine Documental Latinoamericano “A cielo abierto”, bajo la organización del Centro Simón I. Patiño, que del 9 al 14 de agosto ofrecerá muestras de documental latinoamericano, documental boliviano, muestras especiales y retrospectivas.
La coordinadora del festival, Alba Balderrama, explica que el evento se repetirá cada tres años, siempre en agosto, y busca generar un espacio de reflexión en torno al documental, considerando que ya no es solo un documento artístico y narrativo, sino “una manera estética y conceptual de pensar el mundo”. Este año participan Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, México, Paraguay y Uruguay.
Balderrama resalta la respuesta que tuvo la convocatoria al documental, puesto que para esta primera versión se han recibido  26 películas documentales de Latinoamérica, 12 de Bolivia, y varias muestras especiales de universidades de cine y de cinematecas de Iberoamérica. Un comité especializado se encargó de seleccionar 12 películas  que se proyectarán cada día, en tres funciones, en el Teatro al Aire Libre del centro. De estas proyecciones es que nace el nombre del festival “A cielo abierto”.
También se han programado tres muestras especiales de la Escuela de Cine de Chile, una selección de cortos documentales celebrando los 25 años de la Escuela Internacional de Cine y Tv de San Antonio de los Baños de Cuba y un ciclo de cine documental antropológico del Centro de Formación y Realización Cinematográfica de Bolivia.
Pero el festival no se limita a la proyección, señala Balderrama, sino que además brinda a los participantes una propuesta académica enfocada  a que público, crítica y realizadores reflexionen sobre el documental creativo, sus posibilidades estéticas y narrativas, así como sus transformaciones y desarrollo. Para lograr este propósito, el festival tiene en Manosudaca Video Films, de Diego Mondaca, a un aliado estratégico que hará el acompañamiento académico a los participantes mostrando la perspectiva de importantes realizadores a nivel mundial.
Esta sección fue creada para homenajear la obra de realizadores latinoamericanos que supieron retratar su entorno de una manera valiente y honesta. En esta primera versión, el festival dedicará la retrospectiva a Eduardo López, filósofo, historiador y antropólogo, ex director del Consejo Nacional del Cine (Conacine) y cuyo trabajo fotográfico destaca en Las banderas del amanecer, de Jorge Sanjinés. También participó en la restauración del filme silente Wara Wara, de Velasco Maidana. En cuanto  su obra, destacan El camino de las almas (1989) y Destinos de tierra (1992), entre otros.
El impulso al documental creativo no solo se hará a través de la difusión de obras y el aporte académico a los participantes, sino que se ha establecido el Fondo de Producción Simón I. Patiño, que será destinado a subvencionar los proyectos de realizadores bolivianos cuya obra gire en torno a la realidad boliviana. Balderrama explica que es un fondo de 10.000 dólares que busca ser un apoyo real a la producción de las nuevas generaciones que apuestan por el documental, señala Balderrama. Cada año, el documental ganador de este fondo se estrenará el día de la inauguración del festival.

Fuente: Homocinefilus
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails