comenta

viernes, 5 de agosto de 2011

Prensa estadounidense desaprueba el "Oscar humanitario" a Oprah Winfrey

A la mayoría de la prensa cinematográfica estadounidense no le ha hecho ninguna gracia la decisión de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, anunciada este miércoles, de conceder el Premio Jean Hersholt, conocido como el "Oscar humanitario" a la popular estrella televisiva Oprah Winfrey, una de las mujeres más ricas del mundo. Y las críticas no ponen en duda las actividades caritativas de la presentadora, sino su escasa relación con el cine, que no la haría suficientemente merecedora del mismo.

En Deadline/Hollywood, Nikki Finke recuerda que la propia definición del galardón dice que será concedido "a una persona de la industria del cine cuyos esfuerzos humanitarios hayan contribuido a dignificar esta industria", y se pregunta si Oprah "está en la industria del cine". En efecto, desde 1998, cuando hizo "Beloved / Amada hija", no protagoniza ninguna película y sólo ha participado en doblajes de cintas animadas. De hecho, y a pesar de que su primer trabajo significativo fue "El color púrpura", que le valió una nominación al Oscar, sólo ha actuado ante una cámara de cine en una tercera ocasión, y todo el resto de su carrera se ha desarrollado en televisión, primero como actriz y luego como la más exitosa conductora de "talk shows" en Estados Unidos.

"Baste decir -comenta Nikki Finke- que de todas las decisiones erroneas de la Academia y su Junta de Gobernadores, la elección de Oprah Winfrey para recibir el premio Jean Hersholt está entre las peores. La carrera en cine y su contribución a la industria de Winfrey puede calificarse en el mejor de los casos de irregular y superficial, sobre todo teniendo en cuenta que el 99% de su carrera se ha desarrollado en la televisión. ¿Pretende la Academia decirle a Hollywood que no hay entre los "peces gordos" de la industria que practican la filantropía nadie que merece este año ese galardón más que ella? ¿O se trata simplemente de otro caso de ricos y poderosos que compran de una forma u otra su premio para engordarse el ego?.

Entrevistado por Hollywood Reporter, el presidente del New York Film Critics Circle, John Anderson, responde con una irónica pregunta: "¿De veras que está en la industria del cine?", y luego analiza la decisión de la Junta de Gobernadores como "un intento descarado para aumentar la audiencia, aunque una vez que comiencen a mostrar clips de "Beloved" y "El color púrpura" los índices van a caer en picado". También piensa que la concesión a Winfrey del premio filantrópico es en realidad un intento de conseguir que sea también filantrópica con la academia, al acudir a la gala de febrero y no sólo a los Oscars honorarios que no se retransmiten (ahora sólo se ofrece un pequeño resumen grabado).

Por su parte, Patrick Goldstein consideró la decisión de la Academia "una estupidez", añadiendo que si la presentadora ha realizado buenas acciones "eso no es mérito suficiente para tener un Oscar", y el crítico afroamericano de New York Press Armond White, que fue uno de los que promovió las candidatura de Winfrey en 1986 (por "El color púrpura") como miembro de la Sociedad Nacional de Críticos y del New York Film Critics Circle Awards, se mostró consternado: "¿Pretende la Academia decirnos que Oprah significa lo mismo en Hollywood que antiguos ganadores del premio Jean Hersholt de la talla de Bob Hope, Frank Sinatra, Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor, o Charlton Heston?", y coincide con otros al decir que se trata "de otra forma de arrastrarse por parte de la Academia con tal de conseguir subir sus "ratings". Y de paso ella también sacará rendimiento al premio para aumentar la audiencia de su nuevo canal (Oprah Winfrey Network)".

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails