comenta

lunes, 7 de noviembre de 2011

Ricardo Darín, aislado en la selva peruana

El actor argentino Ricardo Darín está próximo a filmar una nueva película, tras el éxito internacional de "Un cuento chino", recientemente premiada en Roma, que será su segunda colaboración con Pablo Trapero y su mujer Martina Gusman, tras "Carancho". Una parte de "Villa", en la que interpretará a un sacerdote socialmente concienciado, se filmará -ya el año próximo- en la selva amazónica peruana.

Así lo explicó Darín en declaraciones al diario local El Comercio: "Queremos que el lugar donde filmemos sea lo más inaccesible posible".

Sobre la temática de este reencuentro con su director y actriz/productora de "Carancho", el astro argentino-español detalla: "Es una historia difícil, muy fuerte y realista. Mi personaje es el de un cura veterano del extrarradio de Buenos Aires que viaja a un pueblo aborigen a rescatar a un viejo amigo, colega y discípulo, luego de que la población fuera arrasada por un ataque".

Explica Darín que está feliz por volver a Perú, donde el pasado abril pudo cumplir un sueño de su infancia: visitar Machu Picchu, al igual que otros lugares del Cusco, junto a su familia. El año próximo, la prevista filmación en la zona amazónica del país no superará mucho más allá de una semana, aunque el rodaje de "Villa" arrancará antes en Buenos Aires.

El protagonista de "El hijo de la novia" y "El secreto de sus ojos" se encontraba este domingo celebrando el doble premio de su película "Un cuento chino" en el Festival de Roma, donde se consideró a esta coproducción argentino-española la mejor tanto por parte del jurado oficial como del público.

"No es casual que haya ocurrido lo de Italia, porque creo que la historia de la película produce en la gente una rápida identificación en todo el mundo. Habla del conflicto a partir de la intolerancia. Todos nos vemos reflejados con la imposibilidad de comunicarse de los personajes, con el dolor acumulado. La amistad es también un tema permanente en la película", dice Darín.

El miedo a lo diferente también está presente en la cinta de Sebastián Borensztein, ya estrenada con éxito de público tanto en Argentina como en España, y que pronto llegará a otros países. "En general -comenta el actor porteño, de 54 años-, los humanos somos muy temerosos de lo desconocido, preferimos quedarnos con algo malo conocido que con algo bueno por conocer. Eso actúa como una herramienta clave en la magia de esta película, permite vernos reflejados. Y, además, la amistad de los protagonistas nos deja algo nuevo: aquí el que aprende algo no es el joven, como generalmente sucede, sino el viejo. El que deja su enseñanza es el personaje de la cultura alejada y milenaria, y la lección que le regala es amorosa".

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails