comenta

jueves, 7 de julio de 2011

Londres despliega la alfombra roja para la última película de Harry Potter


Miles de admiradores desafiaron a la lluvia para despedirse emocionados de la saga de Harry Potter en el estreno mundial de la octava y última película de la franquicia tras casi 15 años de aventuras del joven mago y uno de los mayores éxitos mundiales de la edición y del cine.
"Es difícil de creer realmente" que es el final, dijo Rupert Grint (Ron Weasley en la pantalla) en su recorrido por la alfombra roja desplegada en Trafalgar Square, la monumental plaza del centro de Londres tomada por 8.000 'pottermaniacos'. "Lo voy a echar de menos. Ha sido fabuloso", agregó el pelirrojo de 22 años en medio del griterío.
Para este último homenaje a sus aventuras preferidas, algunos de sus 'fans' más acérrimos acampaban desde hacía días entre bolsas vacías de patatas fritas o de caramelos. "Es el mejor día de mi vida", explicó la francesa Lou Ravelli, de 13 años, armada con su varita mágica y su capa. Llegó con su familia en avión el miércoles, y pasó la última noche a la intemperie.
Hoy es la ocasión para "una gran reunión, y puede ser emocionante", reconoció Rupert Grint, mientras las pantallas mostraban imágenes elegidas de "Harry Potter y las reliquias de la muerta. 2a parte", octava y última película de la franquicia basada en la saga escrita por la británica J.K. Rowling.
El duelo será duro para los cientos de millones de entusiastas en todo el mundo que ven terminar una era iniciada en 1997 con la publicación del primer libro, "Harry Potter y la piedra filosofal".
Desde entonces, se han vendido más de 400 millones de libros vendidos en 70 lenguas y las siete primeras películas estrenadas desde 2001 recaudaron unos ingresos mundiales de taquilla de 6.400 millones de dólares, la más exitosa franquicia cinematográfica de la historia.
La última película, que llega la semana próxima a los cines de casi todo el mundo, es la culminación de la epopeya. Narra el "enfrentamiento final" entre el Bien (Harry) y el Mal, encarnado por el señor de las tinieblas Lord Voldemort.
El filme, el primero en tres dimensiones, tiene unas primeras críticas muy entusiastas y algunos le auguran mejores ingresos que la entrega inaugural, la más taquillera con casi 1.000 millones de dólares.
"Tuve mucha mucha, mucha suerte a los 11 años", dijo Daniel Radcliffe (Harry Potter), recordando cuando era un niño y dio sus primeros pasos en la piel del joven mago hace 10 años. "Gracias por haberme dado el papel", agregó bajo las aclamaciones de la multitud. Hoy, Radcliffe es un adulto de 21 años, vestido con traje de tres piezas y corbata adornada con una aguja de plata.
El joven protagonista sólo está en Londres unas horas, el lapso entre dos funciones del musical de Broadway en el que encarna a un empresario ambicioso.
Emma Watson (Hermione Granger) también ha cambiado: la joven provoca el delirio cuando aparece enfundada en un elegante vestido de tul de color marfil. "He pasado los 10 mejores años de mi vida", dice con la voz entrecortada.
Ella también ha "rehecho" su vida. Convertida en modelo sin renunciar totalmente a su carrera de actriz, acaba de ser nombrada con sólo 21 años nuevo rostro de la firma de cosméticos Lancôme. Pero, admite, "Hermione es como mi hermana. La voy a extrañar".
J. K. Rowling tampoco puede contener la emoción en la clausura de la ceremonia. "A lo mejor escribo otro", dice la 'madre' de Harry Potter, enjugándose unas lágrimas. Antes de rectificar: "Era broma".
Un 'fan' de la saga de Harry Potter, Alex Moustakakis, posa para una fotografía mientras espera en la fila para estreno de la última película, 'Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2', el pasado 5 de julio en el centro de Londres.
Gráfico con datos sobre el fenómeno literario y cinematográfico de Harry Potter, el joven mago cuyas aventuras han apasionado a millones de lectores y espectadores de todo el mundo.

Fuente: Yahoo
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails