comenta

miércoles, 20 de julio de 2011

Javier Bardem exige ante la ONU derechos intelectuales como "trabajadores" para los actores

El ganador del Oscar Javier Bardem ha comparecido este martes ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), organismo dependiente de la ONU, para defender los derechos de todos los actores del mundo, que en su opinión son "trabajadores con las mismas inquietudes que cualquier otro ciudadano, más allá de los focos y el glamour". El actor español se ha convertido así en portavoz de sus pares para lograr "un tratado internacional (sobre derechos intelectuales) semejante a los de otros colectivos de creadores".

Lo que pretenden lograr Bardem y diferentes organizaciones profesionales es "un tratado internacional, similar a los de los músicos y demás colectivos de creadores, que proteja su trabajo adecuadamente". Bardem ha pronunciado estas palabras ante el director general de la OMPI, Francis Gurry, los embajadores de los Estados miembros y varios dignatarios internacionales especializados en propiedad intelectual.

La presencia del astro español en la sede en Ginebra (Suiza) de la ONU, coincidente con el anuncio de que se cancela uno de sus proyectos más ambiciosos, la serie y trilogía fílmica "La torre oscura" y la confirmación de que será el "villano" en la próxima entrega de 007, se ha producido en el marco del Diálogo de Alto Nivel sobre la Industria Audiovisual, un encuentro promovido por la OMPI en el que también participaban el productor británico Iain Smith; el productor y director indio Bobby Bedi y la presidenta ejecutiva de la entidad egipcia Al Arabia Cinema, Esaad Younis.

A lo largo de casi media hora, Bardem pronunció un discurso en el que glosó el papel de los actores y reclamó un reconocimiento legislativo adecuado para ellos. "Una industria sin equilibrios, que no proteja adecuadamente a sus trabajadores, está abocada antes o después al fracaso", aseveró ante las máximas autoridades mundiales de la propiedad intelectual.

Detrás de estas palabras de Javier Bardem figura la reiterada demanda, por parte de los artistas intérpretes, de "un instrumento internacional de mínimos y dotado de cierta flexibilidad" que consagre los derechos intelectuales de los actores en cualquier parte del mundo. La OMPI ya intentó promover un tratado internacional de estas características en sus conferencias diplomáticas de 1996 y 2000, pero no logró un texto de consenso que aunase los distintos modelos vigentes en materia de propiedad intelectual: el copyright en la órbita anglosajona y los derechos de autor en los países de la Europa continental y Latinoamérica. La OMPI retomará estas negociaciones dentro de un par de meses, en su Asamblea General de septiembre, y Bardem aprovechó su discurso para insistir a sus representantes que ha llegado el momento "de contar con una protección mínima para nuestras interpretaciones audiovisuales".

Lo que según Bardem quieren los actores es recibir "una pequeña compensación económica una vez ha finalizado su trabajo en la fase de producción", con independencia de cuál sea el contexto geográfico del largometraje o serie televisiva en cuestión. Y todo ello se justifica, insistió el ponente, "porque sólo los actores aportan y comprometen su imagen personal". "Ninguna obra audiovisual de ficción llegaría a nacer como proyecto colectivo", recordó Bardem, "sin su correspondiente elenco de actores".

Por último, Bardem también recordó en la sede de la OMPI que solo un diez por ciento de los actores mundiales vive exclusivamente de su trabajo, frente a un veinte por ciento que lo ha de simultanear con otras actividades. El setenta por ciento restante corresponde a aquellos actores y actrices que solo se colocan frente a la cámara o suben a los escenarios de manera esporádica.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails