comenta

martes, 19 de junio de 2012

La última pasada de Albert Serra: Una película de 200 horas

Desde hace cerca de dos semanas y hasta septiembre, el cineasta catalán Albert Serra ("Honor de Cavallería", "El canto de los pájaros") está realizando una película cada día en el marco del evento más destacado del panorama internacional de las artes visuales, dOCUMENTA, que celebra su XIII edición en la ciudad alemana de Kassel del 6 de junio al 16 de septiembre. El conjunto de la obra se titula "Los tres cerditos", en referencia irónica a tres momentos de gran relevancia en la construcción de Europa, encarnados en la figuras de Johann Wolfgang Goethe, Adolf Hitler y Rainer Werner Fassbinder, informa Cineuropa.

Cada día, Serra rueda lo que califica de película en un máximo de cuatro lugares distintos de Kassel. El material es montado por la tarde y proyectado por la noche, junto con extractos del día anterior, en los cines Bali de la ciudad alemana. Al final del evento, la totalidad del metraje será proyectado de modo ininterrumpido, 24 horas al día, durante ocho días, del 8 al 16 de septiembre. El total será aproximadamente de 200 horas, si es que alguien es capaz fisica y mentalmente de seguirlo.

Según la organización, "la película no ha sido concebida como una narración, sino más bien como un flujo continuo de palabras, intercaladas por extractos del libro de conversaciones con Johann Wolfgang von Goethe, transcripciones de los diálogos privados de Adolf Hitler y comentarios de Rainer Werner Fassbinder en varias entrevistas".

Por su parte, Serra ha afirmado que su idea es "hacer una película bastante utópica, siendo fiel al punto de partida textual y huyendo de la superficialidad".

"Los tres cerditos" es una producción de dOCUMENTA (13) realizada con el apoyo de Acción Cultural Española y el Instituto Ramon Llull para la promoción de la cultura catalana.

Serra, que a finales del año pasado rodó otras de sus cintas experimentales, "Historia de la meva mort" (Historia de mi muerte) no suele preocuparse por la capacidad de una audiencia por seguir su cine. "Yo desprecio al público, como Gadafi despreciaba a sus seguidores. Es una característica habitual de los dictadores: el desprecio. Y si hablamos de cine, yo desprecio al público; especialmente al mío", decía Serra el año pasado al diario La Vanguardia.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails