comenta

lunes, 6 de agosto de 2012

Argentina y Brasil premiadas en el Festival indígena de Montreal

A unos días de poner el punto final de esta 22ª edición del Festival de la Presencia Autóctona, el Museo McCord ha acogido este domingo la ceremonia de los premios que destaca las mejores aportaciones de las más de 70 producciones audiovisuales de todo el mundo que se están proyectando estos días en la ciudad de Montreal, de los que dos procedentes de la Argentina y Brasil se situaron entre las agraciadas. Resulta difícil, como señala André Dudemaine, director de la muestra, escoger entre la especialmente cuidada selección de cintas,que traen al Festival realmente lo mejor de la creatividad indígena alrededor del mundo.

Aún así, los galardonados de esta año vienen a destacar las grandes líneas temáticas que están tratando los distintos films que vemos estos días en el Festival. La preservación de la identidad y la cultura indígenas, la importancia de la transmisión de esta cultura a través de los valores, de la lengua, del testimonio que resulta de estas producciones. Pero también es precisamente este testimonio que nos ofrece la visión de los hechos históricos desde la perspectiva única de quienes lo vivieron para plantear la reflexión sobre la situación social, política o económica de estas comunidades indígenas. Sin olvidar la propia fabulación a través de la creatividad, la que se pone de manifiesto en una serie de films únicos que vienen demostrando la consolidación del cine hecho por los primeros pueblos y del propio Festival.

En este sentido, la historia conmovedora e intimista que se narra en el corto neozelandés "Whakatiki", de Luisa Leitch, se lleva el Premio al Mejor Cortometraje. Con un lenguaje narrativo sencillo, la narración nos lleva a plantearnos nuestra propia existencia en el sentido de que "siempre hay tiempo para renacer", para detener el bucle existencial a veces no decidido en el que se suman algunas rutinas vitales, como la de la protagonista. Realmente una historia emotiva.

La cinta canadiense "Aci ni micta cikateriten", en la línea más experimental, se lleva dos galardones: el Premio Télé-Québec y el Premio Mainfilm, por esa visión desgarradora de Sakay Ottawa sobre los vínculos fraternales, sobre la esperanza frente un "universo indiferente y desilusionado", en el mensaje y la llamada sobre un hermano desaparecido, a base de metáforas visuales sobre un paisaje desolador.

El Premio al mejor film de Animación viene a destacar las cualidades narrativas y gráficas de la cinta canadiense de Neil Christopher: la historia de dos hermanos que salen de caza y que termina convirtiéndose en un viaje por otro mundo, el espiritual. "Amaqqut Nunaat" viene a destacar una situación crítica que se irá produciendo en la próxima década, con la desaparición de los mayores de la comunidad, aquellos que han vivido la vida tradicional del norte, se puede perder esa riqueza cultural que es transmitida principalmente de manera oral. El film pone de manifiesto el resultado del trabajo de más de 8 años con una comunidad para rescatar y preservar la historia, el lenguaje y esa tradición oral de la comunidad Inuit.

El mejor documental de esta edición de 2012 y Premio Séquences viene a destacar el trabajo de Pamela Yates con "Granito: How to Nail a Dictator". La cámara como testigo directo de la guerra encubierta en Guatemala y la acusación directa de impunidad sobre los crímenes a la humanidad, el genocidio guatemalteco que se narra a través de estas impactantes imágenes que vienen a reclamar justicia sobre la historia.

Para el jurado, la historia de la australiana "Here I Am", el lado más íntimo y la lucha por la reinserción social de Kate que narra Beck Cole ha sido merecedora del Primer Premio Teueikan. Esta historia de superación personal, más allá del propio reto de incorporarse a ese entorno urbano a menudo hostil, destaca por esa capacidad de Cole de retratar las emociones en el viaje de estas mujeres que son conscientes de su potencial y conservan, en una situación especialmente ardua, su dignidad y su identidad nativa. Un trabajo no sólo de Cole sino de la magnífica dirección de sus actrices, especialmente de Shai Pittman.

El Segundo Premio Teueikan ha recaído en una de las grandes apuestas del festival, uno de los largometrajes de producción aborigen, "Sip’ohi, el lugar del manduré", la visión de la cinta argentina de Sebastián Lingiardi sobre Gustavo Salvatierra y la propia propuesta que hace al espectador de seguir los pasos de Salvatierra en ese ritmo pausado y casi ritual que marcan las voces de los ancianos de la comunidad, llevándonos a un espacio nuevo, el de los amerindios, en ese propósito del investigador de recoger la tradición oral de su comunidad.

Existe una profecía Anishinaabe que dibuja el que denominan el Octavo Fuego, que viene a declarar que ahora, después de más de 500 años de relación, es el momento de que las comunidades indígenas y el resto de los habitantes puedan vivir en armonía y justicia. Es el "8th Fire". Este es el punto de partida de una serie documental emitida en la CBC y que puede verse online (http://www.cbc.ca/doczone/8thfire/). Una visión rompedora en la que se retrata la pasión de hombres y mujeres de las Primeras Naciones Canadienses que han logrado superar las barreras culturales y lingüísticas en pro de las comunidades aborígenes. Un documental que destaca las relaciones entre nativos y no nativos, la lucha de los primeros por el reconocimiento de su diversidad y de su cultura, de su individualidad y su gran labor más allá de las "fronteras", impuestas o no, de su comunidad. Esta producción de Radio Canadá y de la Canadian Broadcasting Corporation ha logrado hacerse en esta edición con el merecido Gran Premio Rigoberta Menchú.

El Segundo Premio ha ido a parar a la producción brasileña "Krohokrenhum Eu não posso morrer de Graça", de Vincent Carelli y Ernesto de Carvalho, una cinta que es parte del programa de recuperación de la cultura ancestral de estas comunidades del bosque de Pará en Brasil a fin de perpetuar este conocimiento hoy día amenazado. Un vídeo que ha sido reconocido por la labor de revitalización de una lengua y una cultura, la amerindia, cada día más frágil, y que nos deja un claro mensaje "verás mi sombra y serás capaz de aprender".

Aprendizaje es lo que nos llevamos de esta edición: de la gran calidad de las producciones audiovisuales que se proyectan, de la madurez del Festival de la Presencia Autóctona y de la atención imprescindible a una muestra referente a nivel mundial respecto a la cinematografía indígena. Una cita única.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails