comenta

martes, 20 de marzo de 2012

Zoe Saldaña, Marion Cotillard, Clive Owen y Mila Kunis, en el debut en inglés de Canet


"Blood ties" (Lazos de sangre), el cuarto largometraje dirigido por el también actor francés Guillaume Canet ("Pequeñas mentiras sin importancia", "No se lo digas a nadie"), marca su primer trabajo en inglés y es un remake de "Les liens du sang", de Jacques Maillot (2008), a partir de un guión adaptado por el estadounidense James Gray. El rodaje comenzará previsiblemente a finales de abril en Nueva York. El inglés Clive Owen, Mila Kunis, James Caan, Zoe Saldaña, Billy Crudup y la estrella francesa Marion Cotillard (compañera sentimental del cineasta) protagonizarán este "thriller" criminal en cuya versión original Canet interpretó el papel protagónico, informa Cineuropa.

Tras la nominación en 2003 al César a la mejor ópera prima por "Mon idole", Canet cosechó un gran éxito como director tanto en Francia como allende sus fronteras con ""No se lo digas a nadie" (3,1 millones de entradas vendidas en Francia y premio César al mejor director en 2007) y "Pequeñas mentiras sin importancia" (5,44 millones de espectadores en Francia en 2010).

La acción de "Blood ties" transcurre en Nueva York en 1974. Chris Pierzynski (Clive Owen) ha cumplido una condena de varios años en prisión por haber participado en un ajuste de cuentas. Su hermano pequeño, Frank (Billy Crudup), agente de policía con un prometedor futuro por delante, le espera con reticencia a la salida de la cárcel. Chris y Frank siempre han tenido sus más y sus menos. Su padre (James Caan), única persona que los crió, siempre ha estado más del lado de Chris, a pesar de los problemas y de Frank. Sin embargo, sus lazos de sangre los unen y, por ello, Frank da una oportunidad a su hermano: lo aloja, le encuentra un trabajo, le ayuda a retomar el contacto con sus hijos y su ex mujer. Chris conoce a Natalie, que encarna la esperanza de emprender una nueva vida, pero pronto su pasado llamará otra vez a su puerta y Chris volverá a tomar la senda del crimen. Esta traición es la gota que colma el vaso para Frank, que rompe toda relación con su hermano. Frank dejará la policía para vivir con Vanessa, antigua novia de un sicario, y tratará de evitar, en vano, que Frank vuelva a matar. A pesar de las rivalidades, la violencia y las dolorosas traiciones, nada podrá impedir que Chris provoque una última muerte.

"Blood ties" es una producción de Alain Attal para Les Productions du Trésor (que acaban de vivir el éxito reciente de "Polisse"). Coproducen LGM Cinéma y Chifoumi Production. La agente de ventas internacionales de la película, Wild Bunch, ya la ha vendido con antelación a un gran número de territorios; entre ellos, a Escandinavia, Rumanía (Independenta), Grecia, Suiza (Frenetic), la India y China.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails