comenta

martes, 27 de marzo de 2012

Multimillonario acuerdo para llevar al cine novela "porno para mamás"

Es sin duda la compra de derechos cinematográficos más alta del año y una de las mayores de los últimos tiempos. En muy pocos meses, las novelas de una casi desconocida, la exproductora de TV británica E.L. James, publicadas primero no en su país, sino en Australia, se han convertido en "best sellers" y han atraído la atención de los estudios de Hollywood. La trilogía erótico-sentimental, con toques sado-maso, que comienza con "50 grados de Grey" ("Fifty shades of Grey"), definida por alguien como "porno para mamás" ("mommy porn") fue este lunes oficialmente adquirida por Universal y su filial Focus, que pudieron abonar entre 3 y 4 millones de dólares, además de un 5% sobre los ingresos.

El New York Times detectó el fenómeno del "boca a oído" entre las lectoras de estas historias que giran en torno a las apasionadas relaciones entre una joven becaria virgen y su poderoso jefe de tendencias sadomasoquistas, y su extensión como fenómeno comercial gracias sobre todo al "ebook", el discreto libro electrónico que puede leerse en el metro sin que tu vecino de asiento vea un título o una portada atrevidos. Así se convirtió en número uno de la lista de publicaciones digitales del diario y el cuarto en la de Amazon. Lo curioso es que el libro en papel en su edición norteamericana -de Vintage Books, perteneciente a Random House- ni siquiera ha aparecido aún (saldrá en abril), pero la versión digital generó todo ese éxito anticipadamente.

Que Hollywood moviera sus fichas era sólo cuestión de horas. Nada excita más a la industria hoy por hoy que la palabra "trilogía", y en efecto, la obra de Erika Leonard James cuenta con tres volúmenes (los otros son "Fifty shades darker" y "Fifty shades freed"), susceptibles de convertirse en otras tantas películas. Deadline entrevistó a la agente que fraguó el acuerdo entre la autora y Universal, Valerie Hoskins, quien insinua que no se puede hablar propiamente de "subasta", a pesar de que fueron varios los estudios que pujaron por los derechos, y sugiere que aparte de la cuestión puramente monetaria otras facilidades o lo que ella llama "espíritu colaborativo" influyeron en la venta.

"50 grados de Grey" (que en inglés juega con el doble significado de Grey como apellido y como el color gris y sus tonalidades) está próxima a publicarse en español, por parte de la editorial Grijalbo. En El País, su portavoz Ana Liarás, explicaba: "Es un título que puede dar el salto al gran público. A diferencia de otras novelas de este tipo que van al grano desde la primera página, esta desarrolla una historia romántica tradicional y dibuja la evolución de los personajes. Hay sexo de alto voltaje pero no demasiado duro. No olvidemos que ha triunfado en Estados Unidos, donde el público es más puritano y que, según nos cuentan, son las madres de mediana edad y las amas de casa quienes han espoleado el fenómeno".

Es especialmente divertido el origen de la trilogía. Su autora, productora de televisión, se entretuvo publicando en internet historias más o menos provocativas o atrevidas cuyo punto de partida... (agárrense) no era otro que las puritanas o reprimidas novelas de Stephenie Meyer pertenecientes a su saga "Crepúsculo". De hecho los nombres de los personajes inicialmente -Bella y Edward- eran los mismos, aunque debieron cambiarse cuando una pequeña editorial autraliana se interesó hace un año por recopilarlas y editarlas en papel y en formato electrónico.

La pasada semana, James y su agente viajaron de Londres a Los Angeles para tratar con los ejecutivos cinematográficos, cuyos emails habían desbordado previamente sus ordenadores, la venta de los derechos, y parece ser que aunque Sony llegó a poner encima de la mesa una oferta de 5 millones de dólares, Universal-Focus se acabaron llevando el gato al agua por las garantías que ofrecieron a la autora en el terreno creativo, por encima del económico.

Ya se sabe que en Hollywood los champiñones temáticos proliferan exponencialmente, así que puede ser que en el próximo par de años vivamos un renacimiento del cine erótico... dentro de un orden.

Fuente: Noticine
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails