comenta

lunes, 31 de diciembre de 2012

Cine Argentino 2012: El Balance de la Taquilla Nacional


Este artículo es un análisis genérico de lo que fue el año en cifras para el cine nacional. Habrá tres artículos donde se analizará más en detalle las tres puntas del cine nacional de este 2012 (los tanques por un lado; los filmes de género que buscaron hacerse un espacio en la convulsionada cartelera; y los documentales y películas de corte más autoral o que sólo pudieron acceder al circuito alternativo).

El cine nacional, con 4,3 millones de espectadores, no llegó a 9% de cuota anual en relación al total de espectadores.

Los estrenos, según el recuento del sitio cinenacional.com, llegaron a ser 132: un 40% del total de estrenos en el año.

Dentro de este panorama, las películas locales lograron un aumento en la convocatoria general, en comparación con 2010 y 2011: en estos dos años, la taquilla para el cine argentino había sido de 3.1 millones de entradas vendidas.

Entre lo positivo se cuenta también, que diez películas lograron cifras por encima de los 100.000 espectadores, y nueve títulos más lograron superar los 30.000 tickets cortados.

La cifra mínima que se puede esperar de una película, unas 10.000 localidades, fue conseguida, en total, por29 largometrajes. En 2009 fueron 19; en 2010, 17; y el año pasado unas 25.

“2+2” llegó al millón de espectadores; “Elefante Blanco” y “Atraco!” superaron las 700 mil y 500 mil entradas vendidas respectivamente; y varios otros títulos tuvieron muy buenos rendimientos como “Peter Capusotto y sus 3 Dimensiones“; “Infancia Clandestina“; el re-estreno de “Esperando a la Carroza”.

Tuvieron buenas cifras aunque decepcionaron con respecto a las expectativas “La Suerte en tus Manos” (190.000 tickets); “Extraños en la Noche” (140.000); “Todos Tenemos un Plan” (130.000); y “Días de Vinilo” (90.000).

Este año fueron muchas las películas argentinas que lograron una adecuada salida en salas: desde tanques como “La Pelea de mi Vida” con casi 100 pantallas digitales; películas de animación como “La Máquina que Hace Estrellas”; “Selkirk”; “Piñón Fijo y la Magia de la Música”; y hasta “Soledad y Larguirucho” tuvieron más de 50 pantallas a disposición en todo el país.

Títulos como “El Último Elvis”, “Días de Pesca”, “Infancia Clandestina”; “Ni un Hombre Más”, arrancaron con más de 30 copias y mantuvieron esa cantidad durante más de un mes.

Hasta hubo películas que sorprendió que consiguieran una amplia salida, como “Penumbra” y “El Vagoneta”; ambas con 35 copias en su estreno.

Después, hubo varios títulos que consiguieron estrenos muy dignos en una veintena de salas, como fue el caso de “La Plegaria del Vidente”; “El Campo”; “No te Enamores de Mí”; “El Pozo” y “Amor a Mares”.

Por supuesto que muy buenas películas como “Abrir Puertas y Ventanas”; “Diablo”; “Cornelia frente al Espejo”; “La Araña Vampiro” y otras tantas tuvieron que conformarse con un puñado de pantallas. El sistema está mejorando, pero aún falta por pulir.

Pero pese a que las pantallas a disposición aparecieron (en mejores salas, peores, en Capital, en el interior, eso varía según el proyecto), los espectadores siguen retaceando la atención para con el cine nacional.

Se da una paradoja en la que mucha gente reconoce que el cine argentino ha mejorado en la última década, puede nombrar varias películas nacionales que ha visto y le han gustado, pero aún así y todo desconfían del espectro de películas en general, y no están dispuestos a ver el filme si no hay un verdadero interés, o un gran boca en boca.

Y esto no tiene nada, pero NADA que ver con la banalización de la cultura, o una falta de aprecio por las buenas películas: los mejores títulos de cine arte del año vendieron el doble o el triple de entradas que las mejores películas argentinas de autor.

O sea, entre los cinéfilos, la gente entendida podríamos decirle (y esto no significa descalificar al espectador común y promedio), también existe el prejuicio y la desconfianza para lo más destacado del cine nacional.

Esa desconfianza creo yo, puede resumirse perfectamente en este comentario de un forista que publicó en un artículo escrito por Javier Porta Fouz para el diario La Nación:

“Alguna que otra película argentina puede llegar a valer el tiempo y el dinero necesarios para ir al cine, Pero ante la gran posibilidad de que no lo haga, espero a verla por TV, donde puedo cambiar de programa rápidamente”.

El cine norteamericano puede ser muchas cosas, pero por lo general no es aburrido. Por eso, películas en extremo mediocres y con poca publicidad, consiguen una aceptable cantidad de espectadores; mientras que títulos argentinos del mismo género, y mejores comentarios son vistos por una fracción de personas.

Por ejemplo: “Penumbra”, un filme de suspenso y terror estrenada a principios de año, tuvo un recibimiento aceptable, pero terminó vendiendo 15.000 entradas en un mes de buen rendimiento como febrero.

Hace unas semanas se estrenó el filme “Juegos de Muerte” (The Collector): según el sitio Todas Las Críticas (todaslascriticas.com) el total de críticas positivas en los medios apenas llegan al 44%. El promedio de lectores del sitio cinesargentinos que vieron la película le dan un 5/10. O sea, malas críticas, y poco favorable boca en boca: la película, sin embargo, ya vendió 80.000 entradas y sigue sumando en el peor mes del año para la taquilla (diciembre).

Y así podríamos poner ejemplos de todos los géneros: títulos norteamericanos poco apreciados por la crítica y público, y que sin embargo consiguen cifras de espectadores muy superiores al grueso de la producción argentina. Y no me refiero a “Crepúsculo” o “Furia de Titanes”; hablo de títulos estrenados en un puñado de salas y casi nula publicidad: la comedia “Despedida de Soltera” (30.000 personas); “Terror en Chernobyl” (200.000); “El Código del Miedo” (50.000); “La Casa del Miedo” (45.000); por nombrar sólo algunos.

Obviamente, tampoco es cuestión de que el cine argentino en su totalidad es de una excelencia superlativa pero es mal comprendido.

Hay muchos títulos que se estrenaron este año que sorprenden por lo fallidos que son desde la producción, narración y actuación: no películas “mas o menos”; sino directamente películas que no podrían haber sido aceptadas por el público de NINGUNA manera, ni con publicidad en televisión, ni con 100 salas de estreno.

Si bien hay mucho por mejorar para que el cine argentino tenga mejor recepción en el público, hay tres elementos que son de abordaje inevitable para cambiar las cosas.

Primero, mejor difusión para atraer la atención: trailers, avances y afiches atractivos por parte de los realizadores, espacios destacados de exhibición para esos materiales de promoción por parte del resto de los actores del circuito.

Segundo, mayor control por parte del INCAA de lo que se produce: muchas voces se levantan en contra de la masiva producción cinematográfica, pero lo cierto es que no hace daño que se filme todo lo que se filma. Si es negativo que se filme caro sin posibilidad de retorno financiero porque era imposible que lo producido fuera rentable; los documentales son necesarios por su importancia extra-cinematográfica, pero inundar las salas con varios por semana no le sirve a nadie (bueno, a los que cobran el subsidio quizás), es necesario entender que la producción de la obra de no-ficción debe distribuirse por otros medios (TV pública, cable, edición en video para instituciones educativas, venta con periódicos, etc). Incorporar los espacios de exhibición alternativa (que suelen ser bastante más selectivos a la hora de estrenar filmes nacionales de lo que son los espacios INCAA) al circuito comercial; que un estreno en esas salas se considere “legítimo” por el Estado para acceder al recupero de taquilla.

La tercera depende pura y exclusivamente del público: darle la oportunidad que muchísimas de las películas nacionales se merecen y verlas en la sala de cine. Animarse a ir al cine y que esas películas tengan el éxito que deben tener. Punto.

Las películas nacionales más vistas del 2012 fueron:

1) DOS MAS DOS: 998.386 espectadores
2) ELEFANTE BLANCO: 756.774 espectadores
3) ATRACO: 558.999 espectadores
4) PETER CAPUSOTTO: 270.351 espectadores
5) LA SUERTE EN TUS MANOS: 188.580 espectadores
6) INFANCIA CLANDESTINA: 187.007 espectadores
7) EXTRAÑOS EN LA NOCHE: 143.327 espectadores
8) TODOS TENEMOS UN PLAN: 130.698 espectadores
9) NESTOR KIRCHNER: 110.015 espectadores
10) ESPERANDO LA CARROZA: 105.321 espectadores
11) DIAS DE VINILO: 89.296 espectadores
12) EL ULTIMO ELVIS: 82.571 espectadores
13) LA PELEA DE MI VIDA: 74.584 espectadores
14) SOLEDAD Y LARGUIRUCHO: 65.469 espectadores
15) SELKIRK: 50.106 espectadores
16) FUERA DE JUEGO: 37.478 espectadores
17) NI UN HOMBRE MAS: 36.002 espectadores
18 ) NO TE ENAMORES DE MI: 30.782 espectadores
19) DIAS DE PESCA: 29.810 espectadores
20) LA PLEGARIA DEL VIDENTE: 24.616 espectadores
21) EL CAMPO: 23.205 espectadores
22) LA MAQUINA QUE HACE
ESTRELLAS: 20.684 espectadores
23) EL POZO: 16.227 espectadores
24) PENUMBRA: 16.094 espectadores
25) MASTERPLAN: 13.482 espectadores
26) ABRIR PUERTAS Y VENTANAS: 13.081 espectadores
27) EL AMIGO ALEMAN: 12.268 espectadores
28) NORBERTO APENAS TARDE: 10.698 espectadores
29) AMOR A MARES: 10.001 espectadores
30) UNA CITA, UNA FIESTA Y UN GATO NEGRO: 7.897 espectadores
31) EL VAGONETA: 7.837 espectadores
32) ANIMA BUENOS AIRES: 7.425 espectadores
33) CORNELIA FRENTE AL ESPEJO: 6.271 espectadores
34) LA ARAÑA VAMPIRO: 6.266 espectadores
35) ACORRALADOS: 5.505 espectadores
36) DORMIR AL SOL: 5.343 espectadores

Fuente: Taquillanacional
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails