comenta

sábado, 7 de abril de 2012

UNCIPAR y los cortos que se verán el resto del año

Hoy por la noche terminará esta 34º edición del Festival de Villa Gesell. Se conocerán los ganadores y quedará un camino marcado para el resto de las muestras en el país.

Luminaris, de Juan Pablo Zaramella

Con proyecciones a sala llena entre jueves y viernes, el Festival de Cortos de Villa Gesell transita su última jornada. Ayer entre la tarde y la noche se pudieron ver trabajos destacados de los que saldrán los ganadores de esta 34º edición.

En el primer turno los aplausos y hurras generales fueron para Vine solo de Martín Boggiano. Simple y divertido, este corto de animación gira en torno a un muchacho que llega solo a una fiesta y nota como todos están acompañados menos él. Lo mejor del trabajo es que está realizado a modo de story board en un papel cuadriculado y con un relato en off que es la voz del director. Una obra que gustó, más que nada, por su originalidad.

Por la noche La pelea, de Guido Simonetti, también hizo reír al público metiéndose con los conflictos de pareja. Todo sucede como en una pelea de box, con un ring, los entrenadores, el árbitro pero la contienda es verbal. Un guión que logra divertir con un tema cotidiano.
Visión ciega de Claudia Bertolino mostró una manera particular de ver/sentir el amor desde el diario íntimo de Eva Braum y su relación con Adolf Hitler. El documental está realizado con imágenes de archivo y un relato en off en que se entremezclan explicaciones científicas al problema de la visión y la distorsión de la realidad de Braum en su relación con Hitler.

El que volvió a descollar en este tipo de festivales es Luminaris, de Juan Pablo Zaramella. Aclamado por críticos y público estuvo preseleccionado al Oscar y no para de cosechar elogios. Luminaris relata la historia de un hombre común que trabaja día y noche en una inusual fábrica de focos, y de cómo arriesga su trabajo para lograr su sueño.

El filme utiliza la técnica de pixilación, una variante del stop motion donde un actor toma el papel de ‘marioneta’, moviéndose ligeramente entre fotogramas. Este método abre la posibilidad de realizar impresionantes efectos especiales.

Al final del día estuvo la Pantalla Abierta para esos cortos que no quedaron en Competencia y aceptaron ocupar este espacio de proyección.

Para hoy está programada la proyección del documental La toma, Miguel Salazar y Angus Gibson (Colombia/Sudáfrica/EE.UU) y finalmente el acto de clausura con entrega de premios y proyección de los cortos ganadores.

Cuando se apague el proyector de este 34º UNCIPAR se habrá abierto la temporada de cortos en Argentina y les quedará el camino marcado al resto de los Festivales.

Fuente: Diagonales
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails